Pascal Wehrlein ha pilotado dos monoplazas en el mismo día. Un capricho del destino y una acumulación de casualidades han llevado al alemán a bajarse del VJM08 de Force India para ponerse a los mandos del Mercedes W06 en la sesión vespertina. Un gran salto para Wehrlein en el primer día de entrenamientos de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

Force India confirmó al piloto de Mercedes del DTM para el jueves y el sábado. Por la mañana, el germano completó 32 vueltas al volante del VJM08 y marcó un registro de 1’28″329, un rodaje que debería haber continuado por la tarde si la escudería campeona no le hubiera llamado con urgencia. La indisposición de Lewis Hamilton y una molestia en el cuello de Nico Rosberg llevó a Wehrlein a asumir el papel de piloto de Mercedes y responsabilizarse de las tareas vespertinas en el W06. Dispuesto a aprovechar ésta magnífica oportunidad, el alemán dio 48 vueltas y tuvo que retirarse debido a un problema en la bomba de combustible de la flecha plateada.

Mercedes y Force India. Dos monoplazas pero un mismo motor. Wehrlein ha disfrutado de una jornada intensa, provechosa y satisfactoria en su primera aparición en unos entrenamientos de pretemporada. Éste ha sido sólo el primer día y, de momento, el germano rodará en el VJM08 el sábado a la espera de saber si el viernes volverá a pilotar el Mercedes en sustitución de su compatriota. Sin duda, un viaje a Barcelona que a Wehrlein le está saliendo rentable.

Deja un comentario