Lewis Hamilton campeón

Lewis Hamilton ya es campeón del mundo de Fórmula 1 por cuarta vez. Tetracampeón del mundo. Cuatro títulos que le sitúan como el piloto británico más laureado del Gran Circo y como el quinto piloto con más éxitos de la historia de este deporte. Se dice pronto, ¿verdad? Un año después de perder el Mundial frente a su compañero Nico Rosberg, Hamilton ha sabido plantar cara a un renovado Sebastian Vettel y su Mercedes ha podido vencer a un Ferrari que daba miedo a principios de temporada.

Con su cuarto título, el británico se coloca en el mismo palmarés de Vettel y Alain Prost. Por delante, el objetivo de alcanzar las cinco coronas de Juan Manuel Fangio y, sobre todo, el reto de llegar a Michael Schumacher y a sus siete títulos. De momento, esta temporada Hamilton ya ha logrado romper en dos ocasiones el récord de Pole Position. La primera en el Gran Premio de Canadá cuando igualó las 65 Pole de su ídolo Ayrton Senna, y la segunda en Italia al marcar su 69ª vuelta rápida en clasificación y superar, así, a Schumacher. A una vuelta, el británico es demoledor, intratable y con una velocidad endemoniada gracias también a la potencia de su Mercedes.

Hamilton, ¿ahora qué más?

Ahora que ya ha asimilado su cuarto campeonato y a falta todavía de dos carreras para que concluya la vigente temporada, el objetivo sigue siendo ganar. Ganar. Y ganar. Pero eso sí, sin duda alguna su punto de mira está ya en el próximo año. Cuando tenga una nueva oportunidad de saborear las mieles del éxito. E ir a por su quinto Mundial. Y así, sucesivamente. Pero, de momento, ya ha dejado atrás a nombres tan ilustres como Jackie Stewart, Nelson Piquet, Niki Lauda o Ayrton Senna. Ahora, Fangio y Schumacher son sus próximos objetivos.

En 2018, el propósito es superar a Vettel y Prost en número de títulos. E igualar a Fangio. Y acercarse un poco más a Schumacher. En número de triunfos con Mercedes, Hamilton ya les ha superado. Los tres títulos del británico con las flechas plateadas superan los dos campeonatos de Fangio con Mercedes, mientras que Schumacher solo sumó un podio justo cuando el equipo arrancaba un nuevo capítulo en la F1. De los tres, Hamilton es el único piloto que ha logrado tres Mundiales con Mercedes. Y se convierte, también, en el más laureado en la marca alemana.

A por los números de Fangio y Schumacher

De Fangio está a tan sólo un Mundial. Un título que será su máximo objetivo el próximo año, aunque en Ferrari y Red Bull no se lo van a poner fácil ya que, presumiblemente, ambas escuderías serán más fuertes en 2018. Sea como sea, el quinto título de Fangio sí está a su alcance a un año vista. Pero para conseguirlo deberá mostrar un ritmo intratable y seguir contando con un Mercedes que le ha permitido ganar tres campeonatos en sus cinco años en el equipo de Brackley. Una vez iguale la marca del gran piloto argentino, los siete de Schumacher son, quizá, otro cantar.

Y es que llegar al heptacampeonato del Kaiser sí que no será fácil. Para nada. Tres Mundiales le separan del alemán aunque Hamilton, de 32 años, ya ha asegurado que tiene hambre para igualar al germano y superarlo. Quiere llevar su nombre a lo más alto. A la cima del palmarés de la Fórmula 1. Conseguirlo está en sus manos, en su pilotaje, su tenacidad… y también en la competitividad de su monoplaza. De momento, ya ha asegurado que quiere seguir en Mercedes hasta, mínimo, 2020. Tres temporadas por delante que, si todo le sale a su favor, podrían llevarle al mismo escalón que Schumacher. ¿Llegará? Si nos fijamos en los números, todo apunta que sí. Sólo el tiempo lo dirá…

Deja un comentario