Revalidar la corona de 2011. Ése es el máximo objetivo de Daniel Juncadella en el Gran Premio de Macao del próximo 22 de noviembre. El piloto catalán volverá a los monoplazas después de pasar las últimas tres temporadas en el DTM junto a Mercedes.
En unas semanas, Juncadella regresará al trazado chino para optar a lograr de nuevo la victoria

y repetir, según ha comentado él mismo, el momento más importante de su trayectoria en el automovilismo.

En su camino a Macao, el piloto del DTM hará parada obligatoria este fin de semana en el Circuit de Barcelona-Catalunya para disputar la última ronda de la Euroformula Open. Y lo hará junto al equipo Emilio de Villota Motorsport y su Dallara F312. Una combinación de experiencia en la F3 y profesionalidad que entusiasmó a ambas partes desde el primer minuto.

En el comunicado del equipo, Juncadella afirmó: “Estoy deseando volver a subirme a un Fórmula 3 de nuevo. Y creo que no hay una mejor manera de hacerlo que con la familia de Villota. De hecho, di mis primeros pasos en competición con ellos“.

Declaraciones a las que Emilio de Villota Jr. añadió: “Es fantástico tener de vuelta a Dani con nosotros y estamos orgullosos de haber sido escogidos por Mercedes y el propio Juncadella para su regreso a las competiciones de Fórmula 3. Comenzamos trabajando juntos en 2007, cuando terminó subcampeón en la Master Junior Fórmula. Hemos seguido siempre en contacto y realmente tenemos una buena relación personal. ¡Va a ser un fin de semana muy especial para todos nosotros!“.

Seguro que así lo será. La presencia de Juncadella será un aliciente más para que los aficionados al motorsport se acerquen al Circuit de Barcelona-Catalunya y disfruten de su talento. Una nueva oportunidad de ver, en casa, al piloto catalán al volante de un monoplaza antes de poner rumbo a Macao. Allí, Juncadella espera repetir el triunfo de 2011 y regresar a Barcelona con el trofeo de campeón.

 

Deja un comentario