F1 Test 2018

Suena el despertador y son las 6 de la mañana. A diferencia de otros días, hoy no usas el tan recurrente “5 minutos más”. Hoy no. Hoy, el despertador vuelve a sonar a las 6 pero de inmediato se dibuja una sonrisa en tu cara (aunque el sueño sigue haciendo mella). Hoy va a ser un día diferente. Un ‘martes loco’. Y es que hoy es el día que llevabas semanas (por no decir meses) esperando. Y es que hoy estarás todo el día en los F1 Test 2018 del Circuit de Barcelona-Catalunya.

Desayunas, te arreglas, preparas el portátil y la grabadora, coges las llaves del coche, el paraguas -dicen que va a llover- y sales de casa directa al parking. Enciendes el motor, te pones el cinturón y miras el reloj: son las 7 pasadas. Piensas y calculas que llegarás al trazado catalán de aquí a una hora si el tráfico no es muy denso. Justo una hora escasa después, ya ves el circuito a lo lejos y, en 10 minutos, ya estás en el Centro de Acreditaciones. Llegar aquí significa tener todo un día por delante para disfrutar del ambiente ajetreado y familiar de la sala de prensa, de las idas y venidas del paddock, de las multitudinarias ruedas de prensa… Cinco minutos después, ya acreditada, aparcas en la zona habilitada para los medios, rodeada de los camiones de Toro Rosso y Renault.

Un día de reencuentros

En modo procesión recorres la distancia entre el coche y la sala de prensa. Despacio, respirando el ambiente matinal del paddock, contemplando cada uno de los hospitalities de los equipos, comprobando que tus recuerdos siguen casi intactos. Que todo permanece igual que hace años, cuando hacías este paseo cada uno de los días de pretemporada. Llegas a la sala de prensa, y parece que fue ayer la última vez que abriste esa puerta y se dibujaba ante ti la imagen de cientos de periodistas, cámaras y fotógrafos preparándose para un nuevo e intenso día. Rápidamente localizas a los tuyos. A las personas con las que has compartido miles de anécdotas, ruedas de prensa, noticias de última hora y risas. Más que compañeros, algunos ya son amigos. Forman parte de tu día a día y siempre es buena señal volver a coincidir en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

A medida que avanzas por la sala de prensa, ya te ven llegar e, inmediatamente, dejan lo que están haciendo para recibirte con los brazos abiertos, literalmente. Es momento de abrazos, reencuentros, amplias sonrisas, breves “¿qué tal? ¿todo bien?” y de emociones. ¡Cómo les echabas de menos! ¡Cómo echabas de menos estas caras, estos encuentros! En general, este ambiente. Volver a coincidir con ellos y con la F1 te trae recuerdos de años atrás, de días intensos, de largas jornadas… de una experiencia involidable. De días que te vieron crecer como profesional y como persona. Aunque no hace mucho de ello, parece que fue en otra época, en otra vida… Quizá es que has madurado o que han cambiado muchas cosas en los últimos años. Sea como fuera, pasara lo que pasara, hoy vuelves a estar aquí. Con periodistas con los que has compartido tantas vivencias, tantas experiencias, tantas horas, tantas ruedas de prensa… Tanto y tanto…

Hoy eres una más de este mundo y toca instalarse. Montas el portátil, sacas la libreta, preparas la grabadora… y miras a la pantalla de tiempos. Pasan pocos minutos de las 9 y los monoplazas ya han saltado a pista. Desde ahora y hasta las 6 de la tarde, levantarás la vista muy a menudo para comprobar el rendimiento y tiempos de cada piloto. Tras una breve adaptación a la situación, no puedes esperar más y quieres seguir reencontrándote con compañeros de batallas. Solo es necesario un vistazo general a la sala de prensa para localizarles. Te acercas y, como si de una visita inesperada se tratara, ves la alegría y sorpresa en sus caras. ¡Cómo te gustan estos momentos! De volver a coincidir con personas con las que has compartido trabajo y hoy te ponen al día de sus avances, de nuevos proyectos… De nuevas aventuras en este mundo tan apasionante como intenso.

Todo un día por delante

Hoy has venido a disfrutar de la F1 en directo, a buscar nuevos contenidos para tu blog, a volver a conectar con compañeros, a revivir el hormigueo previo a una rueda de prensa… De estas tendrás muchas a lo largo de la jornada… Por suerte, algunos de los equipos han escalonado sus actividades con la prensa y podrás escuchar declaraciones de pilotos y jefes de equipo tanto a media mañaña como por la tarde. Pero antes, toca ver y sentir los monoplazas pasar. Rápidamente, subes a la terraza -justo encima del Pit-Lane- y les ves pasar: nuevos colores, nueva aerodinámica… y el halo. En movimiento, podría incluso llegar a pasar desapercibido, sobre todo en aquellos que el halo está pintado con los colores del coche (tipo Ferrari o Toro Rosso). Ahora, en parado, el halo ‘molesta’ estéticamente. Se ha perdido el poder distinguir a los pilotos, las características de su casco pasan desapercibidas. Pero esto es otra historia, y seguro que ya has leído mucho en otras webs, ¿verdad?

Tras la primera ‘toma de contacto’ con los monoplazas de 2018, la cabeza, el corazón y tus pies te guían hasta el paddock. Aunque a primera hora ya has hecho el paseo, ahora toca disfrutarlo un poquito más. Si miras atentamente a los hospitalities o a los boxes, siempre encuentras momentos agradables o curiosos: Maurizio Arrivabene hablando alegremente con Sebastian Vettel, Robert Kubica charlando con los mecánicos de Williams, Eric Boullier haciéndose fotos con aficionados delante de McLaren, Niki Lauda desayunando en Mercedes, Claire Williams en familia… Situaciones que alegran, te sacan una sonrisa y te llevan arriba y abajo del paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya.

Noticias que van y vienen

La mañana transcurre entre visitas a la curva de La Caixa, horas en la sala de prensa y ruedas de prensa. Hace apenas unas horas, la Team Principal ha reunido a una treintena de periodistas para explicarles por qué Martini dejará Williams a final de año. Una noticia inesperada que sobresaltó el transcurso de los entrenamientos y ofreció información más que jugosa a todos los profesionales. Y allí estábamos, dentro del hospitality de los de Grove para escuchar las primeras palabras de Claire Williams. Después, rápidamente de vuelta al Media Centre para escribir la noticia en el blog. Rapidez, documentación y un tecleo constante para explicar los motivos de la salida de Martini. Este trajín forma parte de los F1 Test, de los momentos posteriores a las ruedas de prensa. Todos esperando a que llegue el protagonista, disparar preguntas, oír atentamente, y regresar a velocidad fórmulera a la sala de prensa. Aquí, a escribir mucho más rápido para ser de los primeros en publicar las declaraciones. Eso sí, primando la calidad de la escritura y de la traducción para que los lectores reciban una información acurada y fiel a la realidad.

Entre idas y venidas, uno de los ‘paseos’ más recurrentes por la mayoría de los que forman la sala de prensa es al hospitality de Red Bull o Toro Rosso. Aquí, encuentras la fuente de energía necesaria para aguantar hasta intempestivas horas. Sí, el Red Bull. De todos los sabores y bien frescos para que el aporte de adrenalina y poderío pronto haga su efecto y el tecleo vaya a una velocidad superior. Sólo hace falta echar un vistazo por las mesas de la sala de prensa para ver que los dos equipos han ejecutado una magistral acción de marketing… y cuidado de los periodistas. Decenas de latas a punto de ser abiertas, otras a medio gastar y muchas sin apenas una gota en su interior empiezan a llenar el espacio de trabajo de muchos compañeros. ¡No es de extrañar! Muchos llegan aquí a las 8 de la mañana y cierran su ordenador cerca de las 9 de la noche, en el mejor de los casos, o incluso pasadas las 10 de la noche (experiencia propia).

Winter is coming

Pasan las horas y, cuando te das cuenta, ya son las 5 de la tarde. ¡Las cinco! Queda apenas una hora para que acabe la actividad en pista y vuelva a empezar el ajetreo de las ruedas de prensa. Antes de que lleguen de nuevo las idas y venidas, hay que aprovechar que casi todos los monoplazas están girando. Tribuna principal, de nuevo a La Caixa… ¡y empiezan a caer los primeros copos de nieve! ¡Nieve en Circuit de Barcelona-Catalunya! Ya lo has visto todo en el trazado catalán. Y eso que todavía no sabíamos la nieve que estaba por venir el miércoles… estampa típica de Winterfell y Jon Snow…

Son las 6 y ondea la bandera a cuadros. Acaba la segunda jornada de F1 Test. Y ahora la acción se traslada a los corralitos y ruedas de prensa. Varios son los pilotos que hablan nada más bajarse del monoplaza, ante todos los medios a las puertas de su entrada al box. Aquí hacerse un hueco entre cámaras, micrófonos, focos y grabadoras es casi una prueba digna de un contorsionista. Para evitar empujones o pisotones, hoy vamos a la rueda de prensa de Robert Kubica. El polaco se ha subido por primera vez al FW41 de Williams y la expectación que ha causado es máxima. Minutos después, estamos ante Carlos Sainz en el hospitalty de Renault para oír sus impresiones cuando, fuera, la nieve aprieta. Las ruedas de prensa te conectan con el piloto, le oyes hablar y te fijas en sus gestos, en su comunicación no verbal. Esto te permite profundizar en sus palabras, en extraer las sensaciones que su actitud te genera.

Cae la noche en el Circuit

Casi sin darte cuenta, ya es de noche en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Vuelves a la sala de prensa y transcribes las declaraciones de Kubica y Sainz. Casi sin querer empiezas a pensar que el día va acabando… Que ese día que se ha hecho esperar ya está más cerca de concluir… Pero recuerdas todo lo que has hecho en estas últimas horas, y de repente lo ves todo diferente. Sabes que ha sido un día que has aprovechado al máximo, que lo has disfrutado. Le das a publicar a la noticia de tu blog, y miras a tu alrededor. Las mesas empiezan a vaciarse, la sala de prensa está tranquila, ya no hay ese murmullo, esa mezcla de idiomas, ese ruido de teclas… Poco a poco, la calma se adueña de la sala. Pero aún quedan compañeros con la vista centrada en su pantalla, traduciendo al detalle las declaraciones que han grabado, dando forma a las noticias del día.

Son las 8 de la tarde y das por concluido tu trabajo aquí. Cierras el portátil y empiezas a despedirte de los que te han acompañado a lo largo del día. ¡Y menudo día! Ha habido de todo: noticias de última hora, acción en pista, conversaciones alrededor de la climatología, nieve, aguanieve, lluvia, ruedas de prensa, reencuentros. Un día intenso, como los de antes.

Ahora toca despedirse hasta la próxima y salir hacia el coche. No sin antes disfrutar de ese tranquilo paseo entre la sala de prensa, pasando por el paddock hasta llegar al parking. Los mecánicos son de los pocos que habitan ahora en el paddock. En los hospitalities, las cenas están servidas. Es momento de relajarse, analizar el día y ultimar los detalles en cada box para el día de mañana. Llegas al coche y te despides del circuit. Pero como muchos dirían, no es una despedida. Es un hasta luego. Camino a casa repasas lo que el día ha dado de si. Lo tienes todo bien estructurado para poder explicarlo. Sin dejarte ningún detalle. O los menos posibles. Para compartrir en estas líneas cómo ha sido un día en los F1 Test.

One thought on “Un día en los F1 Test 2018 del Circuit de Barcelona-Catalunya”

  1. Que bonito lo describes. Hablas del hecho de primar la calidad del trabajo a la velocidad y, tu blog es un claro ejemplo del cuidado y mimo que requiere tratar con la transmisión de información felicidades.

Deja un comentario