La intensidad de la pretemporada, los nervios y el aprendizaje se han visto en todos los pilotos y equipos del Mundial. Pero en especial en una piloto y una escudería. Hablamos de Tatiana Calderón, la nueva piloto de desarrollo de Sauber para la presente campaña de Fórmula 1.

La joven colombiana ha vivido los entrenamientos invernales muy de cerca y desde dentro de la formación suiza para poder desenvolverse con soltura en su nuevo rol, el que le permitirá conocer los entresijos técnicos, teóricos y prácticos del Gran Circo para, quién sabe, estar a los mandos de uno de los bólidos. De momento, Calderón prepara su segundo año en la GP3 Series con el objetivo de estar regularmente entre los 10 primeros clasificados.

Su vinculación con Sauber y su calendario deportivo de 2017 han hecho resonar su nombre como la mujer mejor posicionada para llegar a competir en la F1. Una aspiración con la que sueña pero que sabe que requiere de esfuerzo, trabajo y buenos resultados para hacerse realidad. De su temporada, su papel en Sauber y de la incorporación de la mujer en el automovilismo hemos hablado con ella en la siguiente entrevista.

Pregunta: Buenos días Tatiana. Primero de todo, enhorabuena por el puesto de piloto de desarrollo de Sauber F1 Team para este 2017. Sin duda, un paso adelante en su aspiración para llegar a la máxima categoría.

Respuesta: Sí, muchas gracias.

P: El término ‘piloto de desarrollo’ puede causar confusión con el de ‘piloto reserva’. ¿Qué es lo que hará con el equipo Sauber? ¿Cuál será su programa con ellos?

R: Soy una piloto que está en desarrollo, está creciendo. Además de estar corriendo la GP3 con el equipo Dams, asistiré a varias carreras con el equipo (Sauber) para aprender cómo funciona un equipo de F1, trabajar con los ingenieros y  haré varias sesiones de simulador. La idea es probar el monoplaza a final de año, pero no está confirmado aún.

P: En Colombia, su país natal, estudió en un colegio suizo y habla alemán a la perfección. Parece cosa del destino que haya sido precisamente Sauber, con sede en Suiza, quién se haya fijado en usted, ¿no?

R: ¡Una gran coincidencia! A veces el destino se encarga de llevarte por el camino adecuado y estoy feliz de ser parte de este gran equipo. 

P: ¿Hay la posibilidad de subirse al C36 ya sea en entrenamientos de pretemporada o a final de año?

R: Sí, pero depende de cómo se vaya desarrollando mi temporada de GP3 y mis sesiones de simulador con el equipo. 

P: Además de su rol en Sauber, este año repite en la GP3 Series pero con equipo nuevo:DAMS. ¿Cómo afronta este segundo año en esta categoría?

R: ¡Tengo muchas ganas de comenzar! El invierno se hace muy largo. Mi objetivo es mejorar los resultados del año pasado, estar constantemente en el Top 10.

P: Sus fines de semana europeos van a estar bien completos…

R: Mi objetivo principal este año es hacerlo bien en GP3 así que allí estará toda mi atención, en las carreras europeas.

P: Este nuevo año se presenta con una importante novedad: la introducción del DRS en los monoplazas de la GP3. ¿A favor o en contra? ¿Se mejora el espectáculo o se busca la máxima similitud con los monoplazas de F1?

R: A favor. Creo que le pone aún más interés y oportunidades de adelantamientos a las carreras además de parecerse más tanto a la F2 como a la F1. 

P: Volviendo al Gran Circo, parece que la Fórmula 1 es una de las pocas categorías ‘mediáticas’ reacias a tener mujeres pilotos. Otras categorías, como la GP3 o la NASCAR, tienen o han contado con mujeres. ¿Qué cree que es lo que falla en el Gran Circo?

R: No creo que falle nada, poco a poco las mujeres nos vamos ganando un lugar en lo más alto del automovilismo. Simplemente llegar a la F1 es muy difícil sin importar el género y al haber menos mujeres pues las posibilidades de que alguna llegue se reducen. Espero poder tener yo la oportunidad en un futuro cercano. 

P: Carmen Jordà, Susie Wolff o Simona de Silvestro son tres de las últimas mujeres que han copado titulares en la prensa de la Fórmula 1. A diferencia de ellas, usted compaginará su rol en Sauber con su participación en la GP3. ¿Cree que esta situación la deja con ventaja respecto a sus antecesoras?

R: Creo que ellas, como Susie y Simona sí estaban listas para dar el paso a F1. Desafortunadamente no les dieron la oportunidad de correr. En mi caso estoy compitiendo en GP3 para acabarme de formar y demostrar lo que puedo hacer. 

P: A priori, Sauber es un equipo con ‘aire femenino’. Monisha Kaltenborn -directora de la escudería- y Ruth Buscombe -jefa de estrategia- son dos piezas clave en el equipo. ¿Le motiva esta ‘nueva situación’ de cara a su futuro? ¿Sería la misma ilusión si hubiera fichado por otro equipo?

R: Estoy encantada de formar parte de Sauber. Sin duda tengo muchas cosas que aprender tanto de Monisha como de Ruth, ellas han sobresalido y se han ganado su lugar en el equipo. Yo quiero hacer lo mismo y es un gran ambiente tener a más mujeres en el equipo.

P: Poco a poco, la gente se va acostumbrando a ver a mujeres en muchos ámbitos laborales. Imagino que el mundo del automovilismo, no es una excepción. ¿Cómo ve esta evolución? ¿Cree que falta mucho para ver una total igualdad?

R: Creo que los tiempos van cambiando poco a poco y Sauber es el ejemplo perfecto. Tiene a muchas mujeres en cargos muy altos demostrando que son las aptitudes y no el género el que predomina. Además están iniciativas como Dare To Be Different y la FIA Women In Motorsport para promover a las mujeres en el automovilismo y ojalá que veamos más y más mujeres en el futuro. 

P: ¿Se le exige más por ser mujer respecto al resto de sus compañeros? ¿Se la puede llegar a juzgar más?

R: No creo que la exigencia sea mayor pero sí tienes que demostrar una y otra vez que estás ahí para competir por lo más alto. Hay en general creencias en el automovilismo de que no podemos competir mano a mano con los hombres así que no es fácil cambiar esta percepción, tienes que ganarte el respeto dentro y fuera de la pista. 

P: Muchas gracias Tatiana por su tiempo. Enhorabuena en esta nueva temporada que empieza y que venga cargada de sensaciones positivas.

R: Gracias a ustedes.

Deja un comentario