Dicen que el domingo es día de descanso, jornada para estar en familia y quedar con los amigos. Pero para todos aquellos que disfrutan del motorsport, el domingo es día de carreras. Uniendo estas dos versiones de qué hacer un domingo, el Circuit de Barcelona-Catalunya ha ofrecido este domingo 2 de noviembre una jornada completa para disfrutar de cuatro categorías del automovilismo y gozar de un acontencimiento en familia y/o amigos con multitud de actividades pensadas para aprovechar al máximo el día de descanso desde la óptica del entretenimiento y el espectáculo.

El International GT Open ha sido el certamen que ha reunido este domingo a miles de aficionados en el trazado catalán para aprovechar una jornada soleada al calor y rugido de los motores de la EuroFormula Open, GT Open, SEAT León Eurocup y la Radicar European Masters. Cerca de 30.000 seguidores han presenciado en directo la acción del fin de semana, aunque bien es cierto que la mayoría de asistentes apostaron por el domingo para acercarse al Circuit de Barcelona-Catalunya y disfrutar de las últimas carreras de la temporada del certamen y también del calendario deportivo en la pista barcelonesa.

El éxito de público ha sido notable, especialmente por parte de los trabajadores de SEAT que, motivados por presenciar la última prueba del año de la categoría SEAT León Eurocup, acudieron al circuito con sus acompañantes para demostrar su apoyo a la marca, al automovilismo, motorsport y a la esencia de las carreras en domingo y en el más riguroso de los directos. La llamada fue tal y tan bien acogida que minutos antes de las nueve de la mañana ya se había formado una considerable hilera de aficionados ante las puertas de acceso situadas al frente de la tribuna principal.

Al entrar, diferentes actividades y exhibiciones esperaban a todos los asistentes para que el domingo en el International GT Open estuviera lleno de emoción y disfrute tanto en la pista con sus cuatro categorías como en la zona de público. Aquí, el Circuit de Barcelona-Catalunya y SEAT construyeron una auténtica área de entretenimiento para todas las edades. Una carpa de considerables dimensiones albergaba la exposición de diferentes coches de competición de la marca española pasando por el SEAT Formula 1430 de 1970, el SEAT Panda 45 que pilotó Carlos Sainz en la década de los ochenta, el SEAT León Supercopa de 2006 y el SEAT león Cup Racer protagonista de esta temporada en la categoría monomarca.

ambiente
Ambiente en la zona de público

Frente a la historia más reciente y triunfante de la compañía con sede en Martorell, los nuevos vehículos de calle ocupaban su puesto de orgullo y preferente para ser vistos por los asistentes y llevarles hacia ellos con el objetivo de comprobar la tecnología innovadora que rodará muy pronto en carretera. El nuevo SEAT Mii by Mango con su color crema característico, el flamante León X-Perience, el León Cupra con sus llamativas llantas naranjas y el prototipo del e-Mii ecológico ejemplificaban el nuevo diseño y ruta de la marca.

Más allá de las exhibiciones ‘promocionales’, los asistentes al International GT Open disponían de varios futbolines, pistas de Scalextric y zona de videojuegos para que su entretenimiento fuera siempre constante y la diversión estuviera presente en la pista y en la zona de público. Sin duda, la atracción que causó mayor furor entre los aficionados fue la reapertura de la pequeña pista de karting del circuito situado justo detrás de la tribuna principal. Aunque la cola de espera era considerable, grandes y pequeños jugaron su rol de pilotos al volante de un kart, una actividad que ya atrae de por sí pero que roza el éxito si se trata de un entretenimiento gratuito como lo era el domingo.

Para aquellos curiosos y ávidos por conocer el paddock y ver, durante una media hora, como pilotos y equipos se preparan para las carreras, el circuito y SEAT organizaron visitas guiadas a la zona restringida para participantes, así como visitar el box de la marca automovilística. Aquí, el León de Laia Sanz, piloto invitada a la última ronda de la categoría, era el protagonista, coche muy fotografiado tanto su exterior como interior, área ésta última de máximo interés para los más curiosos del automovilismo. La visita al paddock finalizaba en la zona reservada a los equipos y pilotos de la SEAT León Eurocup donde ver cómo mecánicos e ingenieros ultimaban detalles en los coches antes de la última prueba de la campaña.

Aunque no pertenecía a la visita, la que escribe también tuvo la oportunidad de disfrutar del paddock con tranquilidad. En los boxes de los equipos, trabajo a destajo; en la ‘zona peatonal, personas cámara en mano para recordar su recorrido por una zona restringida a la mayoría; y en los hospitalities de algunas escuderías, reuniones, encuentros entre gente cercana al equipo, y glamour -especialmente en el de SEAT con la presencia de su presidente, Jürgen Stackmann-.

SEAT León Eurocup
SEAT León Eurocup

Pero de todos los boxes, el de Emilio de Villota Motorsport merece una mención por su decoración cálida y fotográfica. Como si de un comedor de un hogar se tratara, la parte trasera del box -la que da directamente al camión y acceso al box desde el paddock- decenas de fotografías reciben a los miembros del equipo y a los más curiosos para recordarles la tradición automovilística de la familia De Villota. Fácilmente como si perteneciese a una exposición, formidables imágenes, entre otras, de Emilio de Villota en el Brabham BT44B, la primera promoción de la Escuela de Pilotos Emilio de Villota y la imagen del equipo de la temporada 2013. Reinando tal peculiar galería, María de Villota ocupa el lugar central en una imagen de ella con el monoplaza de la anterior campaña, estando siempre presente en cada carrera.

Con todos los atractivos en la pista y en la zona de público, las tribunas abiertas gozaron de una buena asistencia, aunque entre ellas la tribuna principal fue la que acogió a más asistentes. Sin exageraciones, esta tribuna que permite ver el paso por recta de meta y la acción en el Pit-Lane lucía casi sin asientos vacíos, emulando la cantidad de aficionados que se ven en ella en el Gran Premio de Fórmula 1 o de Motociclismo. Su máximo apogeo se produjo con el inicio de la SEAT León Eurocup cuando, sobre todo empleados de la compañía, llenaron de rojo, silbidos y ovaciones el ambiente de domingo en el circuito barcelonés. A cada vuelta, más aplausos y muestras de apoyo hacia un coche que, para muchos, tiene parte de su trabajo en él y ven -por primera vez- rodar en pista.

Giao ganó en la segunda prueba
Giao ganó en la segunda prueba

La EuroFormula Open fue muy seguida por los aficionados, y aquí las manos no se unían una con otra para aplaudir, sino que se juntaban alrededor de un bocadillo, bebida y comida ya que la hora acompañaba a disfrutar de la carrera como si se hiciera desde casa, comiendo con la familia pero cambiando la televisión por la visualización del asfalto, monoplazas y boxes, y el plato por un bocadillo en la mayoría de casos. La victoria de Alex Palou -piloto de Campos Racing- se vivió con entusiasmo y exaltación, gesto del catalán al que los aficionados respondieron con vítores y alegría por ver triunfar a uno ‘de los suyos’ en esta categoría de monoplazas.

El domingo 2 de noviembre ha sido una jornada dedicada al automvilismo en familia y con amigos, un día divertido en uno de los símbolos del motorsport a nivel mundial. El Circuit de Barcelona-Catalunya y SEAT han ejercido de formidables anfitriones y organizadores por el buen nivel de la competición y las diversas actividades destinadas a la diversión del público. Así, los aficionados han respondido con una muy buena asistencia para que el domingo dejara de ser día de descanso para ser una jornada emocionante en las carreras.

One thought on “Un domingo en las carreras: ambiente festivo en el International GT Open”

Deja un comentario