La conciencia por el medio ambiente y la prevención del cambio climático aborda parte de las políticas y medidas sociales que se toman, especialmente, en los llamados países desarrollados. De los gases contaminantes preocupa las emisiones del motor de los vehículos, primera causa de la contaminación del aire y que más afecta a países como China, Estados Unidos, Rusia, México y Japón entre otros según el Environmental Performance Report de 2011.

Obviamente, las competiciones automovilísticas -en mayor medida la Fórmula 1- no se han salvado de las críticas contra su modelo de deporte y ejecución en los últimos años y, concienciados en la lucha contra la contaminación, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) creó la Fórmula E con sus monoplazas eléctricos para difundir su mensaje de sostenibilidad y que empezará a retransmitir a escala mundial este sábado en Pekín.

Diez equipos, veinte pilotos y cuarenta monoplazas son los protagonistas de la nueva categoría de la FIA que basa sus estamentos en promover los vehículos eléctricos, actuar en armonía con el medio ambiente, y ofrecer el máximo entretenimiento y espectáculo que se espera de una competición automovilística. Que sus carreras sean urbanas, llevando la acción al centro de diez ciudades, no es azar ya que el propósito es impulsar la imagen en la sociedad de los vehículos eléctricos como coches de uso cotidiano, razón por la que organizar este campeonato en ámbito urbano multiplica su impacto y promoción en los ciudadanos. Asimismo, rodar y organizar actividades en las ciudades elegidas presenta una notable oportunidad para acercarse al público, estar en contacto con los aficionados y celebrar una fiesta del motor próxima a los asistentes. Pero especialmente, el diseño del trazado urbano responde a largas rectas y ángulos ya que para recuperar energía se necesitan fuertes frenadas.

La temporada inaugural de la Fórmula E arranca este sábado 13 de septiembre en Pekín y finalizará el 27 de junio de 2015 en Londres. Con diez pruebas en nueve meses, la competición también visitará Putrajaya (Malasia) el 22 de noviembre, Punta del Este (Uruguay) el 13 de diciembre, Buenos Aires (Argentina) el 10 de enero del próximo año, Miami y Long Beach (Estados Unidos) el 14 de marzo y 4 de abril respectivamente, Montecarlo el 9 de mayo, y Berlín el 30 del mismo mes. No obstante y a pocas horas para su inauguración, la quinta cita de la temporada es una incógnita aunque sí es oficial que se disputará el 14 de febrero de 2015.

formula-e-1024-211113-03

El SRT-01E, el monoplaza eléctrico de la Fórmula E

En su primera campaña, los equipos de la Fórmula E pondrán en pista monoplazas idénticos y eléctricos con mismas especificaciones y tecnologías por lo que el valor de las manos del piloto y su gestión de energía serán más que nunca claves para lograr sus mejores resultados y distanciarse de los rivales. De la propia ‘construcción’ de los coches se encarga Spark Racing Technology y Dallara, ésta última compañía responsable de montar los chasis a base de fibra de carbono y aluminio de los cuarenta SRT-01E que rodarán en un ePrix. Las protagónicas baterías son producto de Williams Advanced Engineering alcanzando los 200kw o, en equivalente, 270cv, que trabajarán en conjunción con las transmisiones y la electrónica que desarrolla McLaren Electronic Systems para esta categoría ‘verde’. Además, Renault, con su división Oficial Technical Partner Renault, supervisará la integración de dichos sistemas en los monoplazas. Para que los coches salgan a rodar, Michelin suministra neumáticos de 18 pulgadas que se caracterizan también por su versatilidad ya que no hay distinción entre goma para seco y mojado. Así, un mismo neumático debe adaptarse y rendir correctamente en diferentes condiciones ambientales y cambios de temperatura.

Si la igualdad en estos monoplazas eléctricos marcará la primera temporada de la Fórmula E, dicha situación cambiará en su segunda campaña: la categoría será un campeonato abierto en el que se permitirá a pilotos y constructores exhibir sus innovaciones en energía eléctrica y ofrecer la puesta práctica de sus campos de investigación. Esta libertad añadida a la ‘creación’ de los monoplazas también mejorará y desarrollará nueva tecnología en baterías con el propósito de introducir el concepto eléctrico en los vehículos de calle. Llevar la energía eléctrica a los utilitarios es una de las acciones a lograr con la creación de la categoría.

A diferencia de otros eventos automovilísticos, el ePrix se celebrará en sábado, concentrando toda la acción en una sola jornada que arrancará a las siete de la mañana hora local con la apertura de puertas al público y concluirá a las cinco de la tarde tras la ceremonia del podio. Los monoplazas saltarán por primera vez al trazado urbano para completar 45 minutos de entrenamientos libres para, una hora y media después, finalizar las prácticas con 30 minutos finales de Libres 2. En estas dos primeras pruebas de contacto, los pilotos dispondrán de dos monoplazas por si quisieran cambiar, sin ser obligatorio. Los 55 minutos de la sesión de calificación se iniciarán a las 12 del mediodía hora local pero su formato es característico: los 20 pilotos se repartirán en cuatro grupos de cinco participantes que tratarán de marcar el mejor crono en un tiempo de 10 minutos, llegando a los 40 minutos de acción en pista. De este modo, habrá cuatro ‘tandas’ de diez minutos con cinco pilotos en cada una de ellas y logrará la Pole Position el que haya anotado el mejor registro global. Además, éste sumará tres puntos a su casillero.

formula_e_londresMonoplazas de la Fórmula E, de exhibición en Londres

A las cuatro de la tarde (siempre hora local) arrancará –con salida parada- la carrera que durará entre 45 y 60 minutos dependiendo del circuito. En el transcurso de la prueba, los pilotos estarán obligados a realizar un pit stop para cambiar a su segundo monoplaza y evitar así agotar la batería de su primer coche ya que su autonomía es de 30 minutos aproximadamente. En ningún caso el pase por el Pit-Lane será para cambiar neumáticos dado que éstos únicamente se pueden tocar en caso de pinchazo.

En carrera, los monoplazas tendrán una potencia de 202,5cv -150kw- pero tres de ellos podrán llegar a los 243cv -180kw- en un espacio de cinco segundos gracias al impulso que recibirán por parte de los aficionados. Esta novedad en el motorsport se entiende cómo una mayor interacción de los fans, quiénes en la sección FanBoost de la página web de la Fórmula E pueden votar a su piloto preferido para que éste se vea premiado con casi 40cv más de potencia durante cinco segundos. En cada ePrix, los ganadores de este peculiar ‘mecenazgo eléctrico’ se anunciarán 20 minutos antes del inicio de la carrera. Aparte y al concluir la prueba, el autor de la vuelta rápida recibirá dos puntos por su logro.

Como ocurre en la mayoría de competiciones automovilísticas, los puntos se repartirán entre los diez primeros pilotos clasificados tras la carrera. Así, según el sistema estándar de la FIA, el ganador anota 25 puntos a su casillero mientras los demás reciben como sigue: segundo clasificado, 18 puntos; tercero, 15p; cuarto, 12p; quinto, 10p; sexto, 8p; séptimo, 6p; octavo, 4p; noveno, 2p; y décimo, 1 punto. La misma puntuación se otorgará a las escuadras, y se decidirán dos Campeonatos: el de Pilotos y el de Equipos.

La temporada inaugural de la Fórmula E estará formada por veinte pilotos, compitiendo dos en cada uno de los diez equipos participantes. Procedentes de la Fórmula 1, la Indy Car Series, la American Le Mans Series, el Campeonato Mundial de Resistencia y la GP2 Series entre otros, los protagonistas son bien conocidos por los aficionados al deporte de motor y tanto varones como féminas pilotarán el primer monoplaza eléctrico de competición. Así, la parrilla de la nueva categoría la forman: Katherine Legge y Takuma Sato en el equipo Amlin Aguri, Franck Montagny y Charles Pic en Andretti Formula E, Lucas di Grassi y Daniel Abt en Audi Sport Abt, Nelson Piquet y Ho-Pin Tung en China Racing (con Antonio García de reserva), Jérôme d’Ambrosio y Oriol Servià en Dragon Racing, Nicolas Prost y Sébastien Buemi en E.Dams-Renault, Karun Chandhok y Bruno Senna en Mahindra Racing, Jarno Trulli y Michela Cerruti en Trulli, Nick Heidfeld y Stéphane Sarrazin en Venturi, y Jaime Alguersuari y Sam Bird en Virgen Racing. Para añadir más nombres ilustres a la lista, Freddie Hunt, hijo de James Hunt, ejercerá de ‘Piloto Embajador’ de la categoría.

ocho-pilotos-candidatos-a-entrar-en-la-formula-e_fullDebut oficial del SRT_01E en Las Vegas

Además de la acción en pista, el ePrix se vivirá con entusiasmo en diferentes zonas cercanas al trazado urbano con la instalación de áreas de entretenimiento. Entre ellas destaca la eVillage, reservada para que los aficionados conozcan a los pilotos en las sesiones de autógrafos, piloten en simuladores y prueben el eKarting. Asimismo, en citas puntuales, la Fórmula E organizará una exhibición de coches eléctricos e híbridos para acercar, aún más, esta tecnología al público.

Sin prueba en España, la competición tendrá presencia en el país ya que Mediaset y TV3 han confirmado la retransmisión de las diez citas de la temporada 2014-2015. Concretamente, la cadena nacional Energy y la catalana Esport 3 emitirán ya este sábado la carrera en Pekín, que comenzará a las diez de la mañana hora española.

La Fórmula E carga baterías para ofrecer un espectáculo al más alto nivel del automovilismo con el aliciente de rodar con monoplazas eléctricos por primera vez en la historia de la competición. Concienciar de los daños de la polución y buscar alternativas para cuidar el medio ambiente sin perder la ‘chispa’ del motorsport es lo que busca la categoría ‘verde’ de la FIA que, precisamente, debutará en el país con mayor emisión de gases y peor calidad del aire. Que las baterías de la Fórmula E sean duraderas y la categoría tenga una buena acogida.

Deja un comentario