Alonso y Toyota Le Mans

Fernando Alonso es un piloto insaciable. Su hambre de competición le ha llevado este año, además de la Fórmula 1, a participar en las 500 Millas de Indianápolis. A competir en una de las joyas de la corona e ir a más. Aún sin acabar el año, Alonso y Toyota empiezan a unir lazos para lo que podría ser las 24 Horas de Le Mans y el español se ha subido este domingo a un nuevo bólido: el LMP1 de los japoneses. Lo ha hecho en Bahréin, en una pista que conoce pero que hoy era escenario de los entrenamientos para rookies del FIA WEC.

En lo que puede ser un preámbulo para su participación en las 24 Horas de Le Mans 2018, Alonso no lo ha dudado dos veces y ha aceptado esta primera ‘oferta’ de Toyota. Se ha enfundado su mono (sin mostrar patrocinadores), se ha puesto el casco y ha dado 113 vueltas al volante del TS050 del Toyota GAZOO Racing. En una jornada de descubrimiento, el bicampeón ha marcado un 1’43″013 como mejor tiempo, quedándose a ocho décimas del mejor crono. Al final del día, ha ocupado la quinta plaza de la clasificación además de ser el piloto que más ha rodado en Sakhir.

Que Alonso quiere probar suerte en nuevas categorías es indudable. Y su interés y afán por las pruebas de resistencia es un hecho que ya ha quedado demostrado hoy y sobre todo el pasado mayo en Indianápolis. Para la prueba en Bahréin, Toyota y Alonso ya contactaron a principios de noviembre. Porque, tal y como ha comunicado la marca, el piloto español sí visitó su sede en Colonia -como se rumoreó- para hacerse el asiento a medida y realizar una prueba en el simulador del TS050 HYBRID.

Alonso y Toyota, con respeto a Honda

No obstante, esta pronta unión de Alonso y Toyota, en opinión pesonal, seguro no ha sentado muy bien en Honda. Y es que las dos marcas japonesas viven en constante rivalidad. Eso sí, la unión de hoy entre Toyota y Alonso se ha llevado con la máxima discreción. Sin fanfarronería, sin alardes ni mayor expectación mediática más allá de la que el propio bicampeón de F1 despierta allá dónde participa. Sobre todo ahora, cuando ya ha confirmado que competirá en las 24 Horas de Daytona en enero con Ligier y se rumorea su inminente confirmación para las próximas 24 Horas de Le Mans.

Con tantos preparativos y buenas intenciones, ¿quién duda ahora que Alonso no estará en el Circuito de la Sarthe el 16 y 17 de junio de 2018? Eso sí, el respeto por Honda llevará a que no haya confirmación oficial hasta las próximas semanas, cuando la Fórmula 1 haya bajado su telón y el contrato de los nipones con McLaren y su estructura quede finiquitado.

 

Deja un comentario