Alex Rins dará el salto a MotoGP el próximo año. Confirmado por Suzuki para las dos próximas campañas -2017 y 2018- el piloto barcelonés ya sabe que pilotará con los grandes con el objetivo de seguir aprendiendo, creciendo y demostrando el talento que le está llevando a subir peldaños en el motociclismo mundial.

Rins seguirá, así, la línea ascendente de los pilotos señalados para seguir brillando y aportando emoción y gran pilotaje en la categoría reina. Por su parte, él lo dará todo al manillar de la GSX para llevar constantemente a Suzuki a las primeras posiciones de la clasificación. ¡Y qué decir de luchar por las victorias! De momento, la marca nipona no firma triunfo desde el Gran Premio de Francia de 2007.

De momento, y con su asiento más que reservado en MotoGP, Rins debe concentrarse en la lucha por el título de Moto2. Actual líder de la categoría, el del Páginas Amarillas HP40 suma dos victorias y mantiene una ventaja de ocho puntos sobre el segundo clasificado. Si sigue el ritmo de las últimas siete pruebas, la corona está a su alcance. ¿Y qué mejor manera que debutar en MotoGP como flamante campeón de la categoría inferior?

Deja un comentario