Konichiwa Suzuka!

Japón es país de cultura milenaria y tradiciones ancestrales… pero también el país en el que viven los aficionados más fervientes y entusiastas del motorsport. En pocos sitios como aquí verás a seguidores tan desenfadados y costumizados durante el fin de semana de Gran Premio. Que los japoneses amen el automovilismo no es casualidad: aquí viven entre Honda y Toyota. Entre dos gigantescas compañías del motor. Y precisamente ‘en casa’ de Honda es dónde nos dirigimos esta semana: a Suzuka.

Este es uno de los trazados más peculiares del campeonato tanto por su inusual forma de ocho como por los desniveles y cantidad de curvas. Alejado de Tokio y rodeado de bosque, el circuito de Suzuka tiene mucho que ofrecer… así como su zona más próxima. Resérvate los próximos 5 minutos porque vamos a descubrir las 10 cosas que no sabías de Suzuka. ¡Allá vamos, a velocidad de tren bala!

1- La primera mención de Suzuka procede del período Nara, antes de Cristo. Así, la denominación de la actual ciudad ha estado muy presente en la historia de Japón, sobre todo en el período Edo. Sin embargo, la historia moderna de Suzuka data de 1942 cuando se fundó la urbe que es hoy, en lo que había sido un asentamiento militar.

2- ¿Qué decir de Suzuka que no sepas? Su trazado en forma de ocho, la zona de las curvas ‘S’, la complicada y excitante curva 130R… características que hacen emocionante pilotar cualquier monoplaza en este circuito. Pero más si es de F1, claro…

3- Suzuka está a tan solo 50 kilómetros de la ciudad de Nagoya, la cuarta más grande del país. Aunque más alejada de Tokio, capital de Japón, el veloz tren bala recorre los casi 400 km que las separan -parando en Nagoya- en una hora. Incluso Osaka, a poco menos de 150 km, también se llega en el conocido tren bala.

4- Honda se encargó de la construcción del circuito de Suzuka, en 1962. La pista fue idea del arquitecto holandés John Hugenholz, el Hermann Tilke de la época. Además de construir uno de los trazados más míticos del planeta y que mejor ponen a prueba las habilidades del piloto, también se construyó un enorme parque temático que cuenta con una gigantesca noria. Sin duda, una de las postales más características de la pista nipona.

5- Aunque inicialmente perdió el pulso contra Fuji -propiedad de Toyota- para albergar los Grandes Premios de Fórmula 1, la influencia de Honda, con los años, pudo más. Así, Suzuka y Fuji se alternaron la celebración a partir de 2007 hasta que, dos años después, Fuji renunció.

6- ¡Qué importante ha sido Suzuka en la decisión de campeonatos mundiales! Hasta en 12 ocasiones se ha resuelto el título de pilotos en ésta pista, como en 1989 y 1990 con Alain Prost y Ayrton Senna. Sin duda, dos luchas de titanes que quedan en la memoria de los aficionados a la F1.

7- No hace falta que te vayas muy lejos del circuito para conocer las tradiciones y cultura japonesa. Tan solo con salir del trazado de Suzuka y visitar las poblaciones de alrededor, empezarás a descubrir las milenarias costumbres que se reflejan, por ejemplo, en el Templo Shinshu Takada-ha-Honzan Senshu-ji, el Museo de Industrias Tradicionales o la Antigua Residencia de la Familia Kato, una casa tradicional samurái.

8- Japón es país de cultura y tradición automovilística. Tanto que mundialmente es conocido el afán y fervor de los aficionados nipones hacia las competiciones. Y en un país como éste no podían faltar diversidad de circuitos. Más allá de Suzuka, todos los ‘petrolheads’ tienen visita obligada en el Fuji Speedway -a 300 km dirección Tokio- y Motegi -a 500 km-.

9- El circuito de Suzuka está a tan solo 60 metros por encima del nivel del mar, lo que hace que los motores rindan al 100%. Sin embargo, el complejo y peculiar diseño del trazado hace que el corazón del monoplaza funcione a pleno rendimiento ya que el piloto está un 65% del circuito con el pedal a fondo.

10- Michael Schumacher es el piloto que más victorias tiene aquí, con un total de 6.

 

 

 

 

One thought on “10 cosas que no sabías de Suzuka”

Deja un comentario