Hallo noch mal, Hockenheim! El histórico circuito germano regresa a la Fórmula 1 después de un año sin aparecer en el calendario del Gran Circo. Cita casi ineludible de la categoría desde su llegada en 1970, el trazado deja atrás unos años convulsos de crisis y poca asistencia de público para regresar en 2018.

A pesar de la renovación del diseño de la pista en 2002, todavía se vislumbra su característico Motodrom y el bosque que cubría de verde algunas de sus curvas y rectas. Con una población de 20.000 habitantes, ésta ciudad se convierte en punto de peregrinaje no solo de aficionados alemanes sino también de europeos que buscan la acción en una de las pistas de referencia en el automovilismo.

Pero más allá del trazado y sus características, Hockenheim ofrece historia y visitas de interés a todos los que se acerquen. ¿Quieres conocer qué más se esconde en esta población y en sus alrededores? Pues coge velocidad, ¡allá vamos!

1- El circuito se construyó como pista de entrenamiento de Mercedes-Benz en 1939. Por aquél entonces se trataba de un trazado de 8 kilómetros y dos largas y curvadas rectas con una curva al final de cada una.

2- Albergó su primer Gran Premio de Alemania en 1970 después que los organizadores decidieran que el estado de Nürburgring no fuera el adecuado, estuviera anticuado y cada vez más contaba con unas pésimas condiciones de seguridad.

3- En 2002, ¡hace ya 16 años¡, Hockenheim vivió una renovación radical de imagen. Hermann Tilke modificó el trazado ‘histórico y mágico’ para hacerlo más seguro. Se eliminaron las tres largas rectas con sus tres chicane pasando por el bosque que se convirtió en paisaje característico en sus inicios.

4- Con 4 victorias, Michael Schumacher es el piloto que más veces ha ganado aquí. Y, encima, en su casa.

5- En Hockenheim, a la redonda, verás el campo y la belleza rural de Alemania. Su ubicación en el estado federal de Baden-Württemberg te permite explorar el Valle del Rin y la llanura de su paisaje.

6- Muy cerca de Hockenheim se sitúa el Motor-Sport-Museum, un espacio de más de 2.000 m2 que cuenta con una amplia exposición de vehículos y motos. ¿Algunas de sus joyas? Diferentes monoplazas de F1 de Zakspeed, ATS, Minardi, Benetton y Williams, e incluso Fórmula 3 del Kaiser y Nico Rosberg.

7- Frankfurt es la ciudad más importante y cercana a Hockenheim, a 90 km. A tan sólo un poco más, 120 km, tienes Stuttgart dónde puedes visitar el museo Mercedes-Benz y el de Porsche.

8- Más cerca, a 25 km, no puedes perderte Heidelberg. Conocida como una de las joyas escondidas del país, la ciudad rebosa romanticismo en sus calles: desde el Puente Viejo al Castillo pasando por la Plaza del Mercado. Pero si lo que quieres es reflexionar en plena naturaleza, el Paseo de los Filósofos en el bosque Odenweld es tu atractivo turístico.

9- Los años victoriosos de Schumacher fueron también la época dorada del Gran Premio de Alemania. No sólo de Hockenheim sino también de Nürburgring ya que la Fórmula 1 visitaba en dos ocasiones el país teutón. No obstante, los últimos años están siendo complicados, pese a los campeonatos de Sebastian Vettel: crisis, falta de interés del público, gradas más vacías de lo esperado, la quiebra de Nürburgring… De momento, el Gran Circo regresa a Hockenheim dos años después de su última visita.

10- Pilotos tan ilustres como Jim Clark y Patrick Depailler fallecieron en éste circuito. El ‘escocés volador’ murió mientras competía en una carrera de la Fórmula 2; el francés perdió la vida durante unos entrenamientos previos al GP de Alemania.

Deja un comentario