Desconocida para muchos pero una de las ciudades más especiales para aquellos que la han visitado. Así es Budapest, ‘la perla del Danubio’ que desde hace 32 años se convierte en el centro de atención y acción durante unos días al albergar el Gran Premio de Fórmula 1.

A menos de media hora de la capital, emerge el circuito de Hungaroring con sus curvas y estrecheces más propias de un trazado urbano que de un autódromo. Aunque considerado un circuito lento y con poca acción, la pista húngara lleva más de tres décadas en el calendario y, de momento, tiene asegurada su permanencia hasta 2026.

Más allá de Hungaroring, Budapest merece un paseo por sus calles, puentes, espacios abiertos y monumentos. Una ciudad con encanto que atrapa a todo aquél que la visita. ¿Quieres conocer más sobre la capital de Hungría? ¡Entonces, sigue leyendo!

1- La ciudad se divide en dos: Buda y Pest. Unidas por cuatro impresionantes puentes, juntas forman la conocida como ‘la perla del Danubio’, ‘la París de la Europa Central’ o ‘la reina del Danubio’.

2- Lo que hoy conocemos como Budapest vio cómo habitaron los primeros pueblos ya en el siglo I a.C. por los celtas. Tras ellos, romanos, tártaros, otomanos…

3- En 1867 se constituyó el poderoso Imperio Austrohúngaro, que llevó la modernización hasta su disolución en 1914 a las vísperas del inicio de la Primera Guerra Mundial.

4- La ciudad fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial por ataques aéreos británicos y americanos. Tras esto y en 1949, Hungría fue declarada como República Popular Comunista pero siete años más tarde se produjo la Revolución Húngara hasta que en 1989 se proclamó República Parlamentaria Democrática.

5- Una visita a Budapest no está completa sin conocer y fotografiar el Parlamento, cruzar de noche el Puente de las Cadenas, contemplar la Plaza de los Héroes y llegar al Bastión de los Pescadores y el Castillo de Buda.

6- ¿A quién no le gusta probar comida autóctona? No desaproveches la ocasión y degusta un plato de megglyeves (sopa de guindas), paprikás csirk (pollo en crema de paprika), gulyás (sopa de carne de vaca, patatas y verduras), entre muchos más platos.

7- Budapest está a tan sólo 20 kilómetros de Hungaroring, situado al norte de la capital húngara. Así que acudir al Gran Premio es una perfecta oportunidad para pasear por ésta preciosa ciudad a orillas del Danubio.

8- El primer Gran Premio de Hungría se disputó ¡en 1936! en un circuito ubicado en un parque cerca del centro de Budapest. El inicio de la Segunda Guerra Mundial y las posteriores décadas como país comunista desterraron las competiciones automovilísticas.

9- La F1 llegó a Hungaroring en 1986 y, tras 30 años, sigue siendo una de las citas claves del calendario. Éste ha sido escenario de primeras victorias para un buen número de pilotos: Damon Hill, Fernando Alonso, Jenson Button y Heikki Kovalainen, entre otros.

10- Aunque no te hayas dado cuenta, Budapest ejerce de plató para películas internacionales e ¡incluso ha hecho de sustituta de otras ciudades como París y Moscú! La perla del Danubio la has visto en ‘Múnich’ de Steven Spielberg, ‘Juego de Espías’ de Tony Scott, ‘La Jungla: un buen día para morir’ de John Moore o ‘El Topo’ de Tomas Alfredson.

 

 

 

 

Deja un comentario