¡Yiiiijaaaa vaquero!

Coge las riendas de tu montura. Ponte las botas de cowboy. Abróchate bien la hebilla del cinturón. ¡Y sal al ruedo del Circuito de las Américas! Y es que este fin de semana la Fórmula 1 se viste con camisa de rayas, flecos y sombrero de cowboy para disputar el Gran Premio de Estados Unidos en Austin, la capital de Texas.

La categoría reina volvió al país en 2012, inaugurando por todo lo alto éste nuevo trazado diseñado por Hermann Tilke y que parece hacer las delicias de aficionados y pilotos. El ambiente y la emoción no sólo se viven en el Circuito de las Américas sino que se traslada a toda la ciudad. Vibrando y explosionando de música en directo, bailes y entretenimiento sin fin. Para conocer un poco más ésta extrovertida ciudad, prepara tu lazo y atrapa todos los detalles que aquí te cuento. ¿Preparado, vaquero?

1- La historia de Austin es relativamente moderna ya que el primer establecimiento permanente fue en 1835. Especialmente después de la independencia de México respecto a España cuando parte de la población emigró a la actual Texas. En 1839, Austin se convirtió en la capital de la República de Texas.

2- La ciudad le debe su nombre a Stephen F. Austin, considerado el ‘padre de Texas’ ya que llevó a cientos de familias a la región conocida hoy en día como Texas. Antes de este momento de la historia, la ciudad era conocida como Waterloo.

3- Austin es considerada la capital mundial de la música en vivo. ¿Por qué? Por la multitud de conciertos, actuaciones y bolos que se celebran en la ciudad a todas horas y en todas partes. Everytime. Everywhere. En Austin deberás dejarte llevar únicamente por tus oídos… y estos te llevarán hasta Sixth Street, la calle del entretenimiento por excelencia.

4- El lema oficial de la ciudad es ‘Keep Austin Weird’ que significa, literalmente ‘Haz que Austin siga siendo extraña’ en referencia a la diversidad de personalidades de la gente que vive aquí. No obstante, los ciudadanos locales también lo usan para protestar en contra del excesivo desarrollo y comercialización, y como forma de apoyo a los establecimientos locales frente a las multinacionales.

5- La cocina de Austin, y de Texas en general, se conoce como tex-mex: texana y mexicana. Fácil, ¿no? La proximidad del estado de la estrella solitaria y México hace que la gastronomía de la zona tenga un mix de ambos lugares. Para comer, la decisión será: ¿tacos o barbacoa?

6- La University of Texas es el símbolo educativo no solo de Austin sino de todo el estado. Además es la institución insignia del sistema universitario público del estado y es la quinta universidad más grande de Estados Unidos. El campus principal está situado en el centro de Austin y tiene 170 hectáreas. Si es que a los americanos les gusta todo a lo grande…

7- En tu visita a Austin bien merece la pena dejarse llevar por los ritmos de la Sixth Street, además de conocer los puntos turísticos de la ciudad. Así, es de paso obligado dirigirse al Capitolio (más alto que el de Washington DC), el Lyndon Baines Johnson Library and Museum, los edificios de estilo victoriano de Bremond Block… Todo para profundizar en la historia de Texas y respirar el ambiente musical y romántico se sus calles y bares.

8- El diseño del Circuito de las Américas está inspirado en zonas emblemáticas de otros circuitos mundialistas. Así, de la curva 3 a la 6 recuerdan a Maggotts/Becketts de Silverstone; de la curva 12 a la 15 se asimila al estadio de Hockenheim; y de la curva 16 a la 18 es como estar en la curva 8 del Istanbul Park.

9- En el Circuito de las Américas los monoplazas ruedan en dirección contraria a las agujas del reloj, pasando por un total de 20 curvas. Aunque su punto más característico es la larga recta de salida que acaba con una horquilla final y con un desnivel de 41 metros.

10- Si al finalizar el Gran Premio quieres conocer un poco más de Texas, el segundo estado con mayor territorio de Estados Unidos, entonces ¡carretera y manta! Tanto a Dallas como a Houston llegarás en menos de 3 horas, mientras que México lo tienes a menos de 4 horas.

Deja un comentario