Llevabas meses esperando ¡y ya está aquí! Australia aparece en el horizonte y Melbourne, la ciudad en la que te gustaría estar mientras lees estas líneas, se dislumbra en tu mente tal paraíso en una prolongada caminata por el desierto. Que últimamente pienses tanto en ella tiene una explicación… ¡la Fórmula 1 empieza YA! 

De nuevo, Melbourne abre el telón de una nueva temporada del Gran Circo y, como cada año, la ciudad multiplica su ya ajetreada y apasionante vida cultural, social y deportiva. Considerada como la ciudad cultural por excelencia de Australia, Melbourne luce sus mejores galas para ser el centro de las miradas de buena parte de los aficionados al motorsport. Antes de que se apaguen los semáforos y todo arranque de nuevo, ¿conocemos sus particularidades y curioseamos un poco? Don’t panic, será un vuelo transoceánico de tan sólo 5 minutos…

10 cosas que no sabías de Melbourne

1- Melbourne es la segunda ciudad más grande de Australia, sólo por detrás de Sidney. No obstante, es capital del estado de Victoria y, en muchas ocasiones, se la conoce como la “capital cultural de Australia” por ser la cuna del cine, la televisión, el arte, la danza y la música en el país.

2- Eso sí, Melbourne fue capital de Australia entre 1901 y 1927. Durante las últimas décadas, sobre todo durante la fiebre del oro a finales del siglo XIX, Melbourne y Sidney se disputaban la capitalidad del país. Sin respuesta clara, se optó por una ‘práctica’ solución: construir una ciudad desde cero. Y así es como se le dio forma a la que hoy conocemos como Canberra, la actual capital de Australia.

3- Melbourne, llena de carisma, ofrece un sinfín de posibilidades para todos los gustos y aficiones. Deja que tus pasos te guien y pon rumbo a la gran Federation Square  -de 3 hectáreas- y a la planta 88 de la Eureka Tower dónde tendrás Melbourne literalmente a tus pies. ¿Cómo? Tan sólo una pista, su mirador es totalmente acristalado… En tu visita obligatoria a la ciudad, no te olvides de recorrer el Queen Victoria Market, el laberinto de Ashcombe, el Real Jardín Botánico y el Museo de Melbourne.

4- Toda visita a Melbourne no está completa sin callejear ni pasear sin rumbo. Sólo así podrás contemplar el arte callejero que se esconde en toda la ciudad y que decora muchos de los angostos callejones y caminos conocidos como ‘laneways’. Puedes encontrar los mejores ejemplos de este sofisticado grafiti en Hosier Lane y Rutledge Lane, donde casi todo –paredes, puertas, contenedores de basura– está adornado con  impresionantes murales y firmas. Seguro que te recordará al Barrio del Oeste de Salamanca.

5- ¿Qué sería de Australia sin sus koalas? A 90 minutos en coche, en Philip Island, podrás visitar el Koala Conservation Centre y entrar en el hábitat natural de los koalas, incluso también de las focas y pingüinos. ¿No te parece adorable?

6- Si te gusta conducir y puedes alquilar un coche, ¡carretera y manta! Dedica al menos 1 día a recorrer parte de la Great Ocean Road, considerada una de las 10 carreteras más espectaculares del mundo ya que serpentea junto al océano Atlántico. Podrás maravillarte con el atarceder en los 12 Apóstoles, unos inmensos pináculos que surgen del océano y ejercen de centinelas de la costa.

7- Si has vivido en Reino Unido, Irlanda o Holanda seguro que lo has probado… sí, el vino australiano. ¿Qué tendrá que en países anglosajones se pirran por él? Cerca de Melbourne, en los alrededores, encontrarás renombrados viñedos y bodegas dónde degustarlo.

8- La Fórmula 1 llegó a Australia de forma oficial en 1985, y hasta 1995 todos los Grandes Premios se disputaron en Adelaida. A partir de 1996 y hasta ahora, el Gran Premio de Australia se lleva celebrando en el Albert Park de Melbourne, a unos 750 kilómetros de Adelaida, su primer hogar.

9- Los australianos saben que Albert Park es uno de los suburbios de Melbourne pero, ¿y los demás? Albert Park es, para nosotros, la puesta en escena de un nuevo Mundial de Fórmula 1, un circuito semiurbano y atípico en el que es complicado hacer pronósticos. El trazado tiene una longitud de 5.303 km, 5 curvas a izquierda y 16 a derecha, y los pilotos completarán un total de 58 vueltas. A las características se le suma que es una pista especialmente dura con los frenos y que requiere de una alta carga aerodinámica.

10- Muy cerca de Melbourne se encuentra otro circuito mítico y del cual seguro has oído hablar… ¡Phillip Island! En coche, y si te diriges hacia el sudeste, este trazado tan de MotoGP está a tan sólo 140 km. ¡No dudes en acercarte!

7 thoughts on “10 cosas que no sabías de Melbourne”

  1. Hola Cristina, veo que participas en los premios20blogs, y me he pasado a conocer el trabajo que realizas en tu blog. Yo también participo con un blog único por su temática en el concurso, si lo quieres conocer pincha en mi nombre sobre este comentario.

    1. Hola Francisco, ¡muchas gracias por pasarte por aquí! Me pasaré por tu blog para conocer todo lo que haces. Un abrazo y mucha suerte 😉

    2. ¡Hola Francisco! Muchas gracias por visitar el blog y dejarme tu comentario. He entrado en tu blog y me parece un tema muy interesante y que seguro que tratas con ilusión. ¡Suerte en los premios! Un abrazo

    1. ¡Hola Manuel! ¿Qué tal? Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario. ¡Suerte en tu categoría! Un abrazo

Deja un comentario