Título W Series

Las W Series, la competición automovilística para mujeres, llega al final de su primera temporada. Y lo hace en el mítico circuito británico de Brands Hatch este fin de semana,  10 y 11 de agosto. Un punto final a una primera campaña que llega con dos pilotos luchando por el título; Jamie Chadwick (98 puntos) y Beitske Visser (85 puntos). Tras cinco carreras, la prueba británica será el fin de fiesta a la temporada 2019 de esta competición exclusiva para mujeres, dispuestas a mostrar su valía y ganarse un puesto en el automovilismo tras su paso por las W Series… para volver a competir en categorías antesala de la Fórmula 1 dónde la alineación de pilotos es mixta.

Chadwick y Visser son las dos pilotos con opciones matemáticas a llevarse el título. La británica es la mejor posicionada: ha ganado en Hockenheim y Misano, y ha hecho podio en Zolder, Norisring y Assen. Así, Chadwick ha subido al podio en todas las carreras disputadas y es la clara favorita para coronarse campeona en Brands Hatch. En su casa y delante de su afición.

A su vez, Visser ha seguido muy de cerca los pasos de su rival y solo ha faltado en dos ocasiones a la ceremonia del champán. Primera en Zolder y segunda en Misano y Norisring, la holandesa suma dos cuartos puestos en sus no apariciones en el podio. Con los puntos en su casillero, ha recuperado la ventaja perdida y es la segunda candidata al título 2019 de las W Series.

Con la vista en 2020

Quién gane el campeonato -si Chadwick o Visser- se llevarán, además del título, un premio en metálico muy, muy valioso: 445.000 €. Con esta cuantía, la piloto podrá costearse su pase a una de las categorías antesala de la F1, ya sea a la Fórmula 2 o a la Fórmula 3. Un salto adelante en su carrera que la pondrá de nuevo en una parrilla mixta y con posibilidades de llegar al Gran Circo. Si lo prefiere, la campeona tendrá la opción de continuar un año más en las W Series y defender su título… y optar de nuevo a aspirar al premio en metálico.

A una carrera de finalizar la temporada y ya con vistas en 2020, la organización ha revelado algunos detalles a tener en cuenta en el segundo año de la competición. Todas las participantes tendrán una recompensa económica por su participación, incluso las pilotos de prueba, como impulso a su carrera deportiva. Además, las 12 primeras clasificadas podrán solicitar su plaza en la próxima temporada a coste cero y, por primera vez, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) otorgará puntos de Superlicencia, número exacto aún a determinar.

De momento, aguarda la última carrera del 2019 y, con ella, el nombre de la campeona del primer año de las W Series.

 

 

Deja un comentario